Liquidación y finiquito

La liquidación es el dinero que la persona empleadora  tiene que pagar a la trabajadora siempre que finaliza la relación laboral.

La liquidación se compone de:

  • la parte del salario que corresponda por los días trabajados ese mes
  • la parte proporcional de las pagas extras que todavía no haya sido cobrada
  • la parte proporcional de las vacaciones no disfrutadas.

Además la de liquidación, para realizar el finiquito se ha de ver el motivo de desistimiento.  Cuando proviene de la parte empleadora, tiene obligación de avisar del cese con 7 o 20 días de antelación, dependiendo de si la antigüedad es inferior o superior al año respectivamente. No obstante, la ausencia de preaviso o el preaviso tardío, pueden se sustituidos por un abono salariar correspondiente a esos días en el finiquito. De no hacerse ninguna de las dos opciones, se considerará despido improcedente.

Durante el período de pre-aviso, la persona trabajadora tiene derecho a una hora libre diaria, pagada, para buscar otro empleo.

El finiquito es el documento que firma la persona trabajadora una vez finalizada la relación laboral, reconociendo que ha recibido por parte de la empleadora las cantidades que le corresponden y que esta no le adeuda nada. Esas cantidades son: La liquidación y la indemnización (en caso de que la empleadora estuviera obligada a pagarla).

Situaciones con indemnización:

  • Despido improcedente: Da derecho a recibir el equivalente al salario de 20 días naturales multiplicado por el número de años trabajados, con el límite de 12 mensualidades.
  • Extinción por muerte o incapacidad de la persona empleadora: Da derecho a 1 mes de salario, incluyendo la prorrata mensual de las pagas extra.

IMPORTANTE: Antes de firmar, hay que informarse bien de las cantidades que hay que cobrar, y firmar únicamente si se está completamente seguro/a y conforme con lo que aparece en el documento, ya que una vez firmado, éste no se puede reclamar. También es importante que la cantidad a cobrar se reciba en el momento de la firma.

EJEMPLO PRÁCTICO: Cómo calcular un finiquito sin indemnización

La persona contratada tiene un salario de 900€ mensuales, con 2 pagas extras de 900€ cada una. Inició el 1 de enero y ha concluido su contrato a día 22 de Mayo (día 142 de 365). Hay que calcular 3 cuestiones:

  1. Salario: Sacamos la parte proporcional diaria:
    • 900€ entre 30 días = 30€ el día.
    • 30€ al día por 22 días trabajados = 660€
  2. Vacaciones: 30 días al año. Realizamos una regla de 3:
    • 142 días transcurridos por 30 días de vacaciones / 365 días que tiene el año = 11,67 días.
    • 11,67 días por los 30€ al día = 350€
  3. Pagas: si estuvieran prorrateadas no haría falta realizar el cálculo. Al estar en Mayo le corresponde una paga la cual se calcula proporcionalmente:
    • Salario 900€ entre los 365 días del año = 2,46€ al día
    • 142 días transcurridos por 2,46€ diarios = 349€

De esta manera, sumando los totales de cada concepto (Salario + Vacaciones + Pagas) quedaría un finiquito a pagar de 1.359€